viernes, 21 de noviembre de 2008

TIBURON


Ayer Sandra me invitó a almorzar para festejarle el cumpleaños a Josefa, su mamá.

Fuimos a Tranway, un restaurant al que nunca habíamos ido, lindo lugar en Caballito.

De entrada una empanada, copita de jerez, rabas...

Yo iba a pedir crepes de salmón pero no había, entonces el mozo me sugirió probar un plato que comenzarían a ofrecer esa noche: tiburón en salsa de puerros.

Mi primera sensación fue imaginar la foto pero lograron convencerme.

Riiiiiiiiiico el bichito, dos rodajitas del mismo en esa salsa hizo que el miedo pasara.

El mozo cuando me lo acercaba cantaba chan chan chan chan chan chan como en la peli... yo buscaba la mandíbula pero no, sólo encontré un agradable placer en su degustación.

Eso sí la impresión de la sugerencia aún me dura pero ... qué bueno estuvo! Volvería

martes, 11 de noviembre de 2008

AMOR NATURAL